Qué quieres de regalo?

13 Dic

­Shalom Xáris éste es el Mensaje Semanal (M.S.), espero comentarios:

1)      ¿Qué te gustó?

2)      ¿Qué no te gustó?

3)      ¿Qué no entendiste?

4)      ¿Cómo lo vas a llevar a la práctica?

 

¿Qué quieres de regalo?

 

Propósito General:

Doctrinal

Propósito Específico:

Que reflexiones   en el mayor regalo que ha recibido.

Palabra clave:

¿Qué quieres de regalo?

Proposición:   

Comparte el Regalo de Gracia.

Texto:            

Salmo 61.1-8   (inicio), Lucas 1:67-80 (todos), Isaías 9:1-7 (mensaje)

 

INTRODUCCIÓN

¿Qué quieres de regalo?, ¡pero no por celebrar la Navidad, te vayas a olvidar de Yeshúa!, lo cual sería más trágico que los cien años de invierno, sin Navidad, que vivieron los habitantes de Narnia; algo así como la propuesta de la película: “The Family Stone” (La joya de la familia).

La mayoría de la gente no entiende que significa la frase anterior, de la misma manera que le es incomprensible que Yeshúa no nació el 25 de diciembre, ni siquiera en ésta temporada, y que si se celebra en esta fecha relacionada con las “saturnalias” y la adoración al “sol inconquistable”, es debido al sincretismo con que la iglesia asentada en Roma se ha visto infiltrada desde su origen con el emperador Constantino I (280 – 337 d.C.).

Hablar de celebrar o recordar al “niño dios”, es una reminiscencia a ésta celebración, la que los paganos romanos usaban para intercambiar regalos y celebrar, práctica que ha perdurado en algunas costumbres familiares, como cuando se mece la imagen puesta en los nacimientos mexicanos.

Eso es vivir en la ignorancia de las tradiciones, y ya lo decía el apóstol Pedro: Y si llamáis Padre a quien, sin acepción de personas, juzga a cada cual según sus obras, conducios con temor durante el tiempo de vuestro destierro, sabiendo que habéis sido rescatados de la conducta necia heredada de vuestros padres, no con algo caduco, oro o plata, sino con una sangre preciosa, como de cordero sin tacha y sin mancilla, Yeshúa, predestinado antes de la creación del mundo y manifestado en los últimos tiempos a causa de vosotros; los que por medio de él creéis en Elohim, que le ha resucitado de entre los muertos y le ha dado la gloria, de modo que vuestra fe y vuestra esperanza estén en Elohim. (1ª Pedro 1:17-21)

La comercialización de estas fiestas comenzó desde octubre y se enfoca a los regalos que traen ya sea “Santa Claus”, “papá Noel”, “el padre Navidad”, los “Reyes Magos”, o a la “magia de la Navidad” y a mensajes sentimentales, pero sin conocimiento bíblico, con una muy clara meta… conducirte a gastar.

El mundo se desea paz, pero no la que Yeshúa nos dio y dejó, esa que sobrepasa todo entendimiento, no, el mundo desea la paz de la ONU, esa que el anticristo traerá para engañarlo.

Pero aún aquellos que se dicen cristianos, pertenecer al “pueblo del Libro”, o que su única norma de fe y conducta es la Biblia, corren tras la fiesta, la francachela, el hedonismo y se pierden la oportunidad de reflexionar en lo que estas fechas debían recordarnos, la Misericordia, el Perdón y la Gracia, que nada tienen que ver con el libertinaje postmodernista.

Hablemos de regalos…

DESARROLLO

1)    ¿Qué quieres de regalo? Melancolía o Gloria

Isaías 9:1 Pero no habrá más melancolía (tristeza) para la que estaba en angustia. Como en tiempos pasados ÉL trató con desprecio a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí, pero después la hará gloriosa por el camino del mar al otro lado del Jordán, Galilea de los Gentiles (de las naciones).

Zabulón y Neftalí ocupaban el territorio situado al noroeste de Galilea y habían soportado duramente las invasiones de Tiglat-piléser III, hacia el año 733 a.C, y cayeron ante Asiria a los pocos meses de haber hablado Isaías con Acaz. Así que la primera parte de Israel que habría de sucumbir sería la primera en ver la gloria, la gloria del Mesías, ya que es allí en donde Yeshúa comenzó a predicar: ¡Arrepentios, porque el reino de los cielos se ha acercado! (Mateo 4: 17).

Cuando das entrada al pesimismo y a la desesperación, pareciera como si la tristeza y los problemas nunca fueran a terminar; ¿quieres de regalo melancolía?, no lo creo, así que ten la certeza de que aunque Yeshúa no te saque de tus problemas, está a tu lado y te guiará a salvo a través de ellos, sólo síguelo con todo tu corazón.

Melancolía o Gloria, ¿qué quieres de regalo?

2)    ¿Qué quieres de regalo? Tinieblas o Luz.

Isaías 9:2 El pueblo que andaba en tinieblas ha visto gran luz; a los que habitaban en tierra de sombra de muerte, la luz ha resplandecido sobre ellos.

El Salmo 23:4 dice: Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento”, por obscuro que parezca, basta encender una tenue luz, para que las tinieblas se retiren, ¿por qué vivir entonces en las tinieblas? Juan 3:19-21 Y éste es el juicio: que la Luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la Luz, pues sus acciones eran malas. Porque todo el que hace lo malo odia la Luz, y no viene a la Luz para que sus acciones no sean expuestas. Pero el que practica la verdad viene a la Luz, para que sus acciones sean manifestadas que han sido hechas en Elohim.

¿Has tenido un encuentro con Yeshúa, y le has pedido perdón por haber vivido de una manera que le desagrada, te has arrepentido, y le has pedido que dirija tu vida, porque lo reconoces como tu único Salvador?, si tu respuesta es sí, tú ya has pasado de las tinieblas a la luz (Colosenses 1:13), si no, la decisión es tuya.

Tinieblas o Luz, ¿qué quieres de regalo?

3) ¿Qué quieres de regalo? Yugo o Libertad.

Isaías 9:3-5 Multiplicaste la nación, Aumentaste su alegría. Se alegran en Tu presencia como con la alegría de la cosecha, como se regocijan los hombres cuando se reparten el botín. Porque Tú quebrarás el yugo de su carga, el báculo de sus hombros, y la vara de su opresor, como en la batalla de Madián. Porque toda bota que calza el guerrero en el fragor de la batalla, y el manto revolcado en sangre, serán para quemar, combustible para el fuego.

Isaías está recordando la victoria sobre Madián, una victoria de 300 hombres sobre un ejército que los superaba en una relación de 400 a 1, la cual sólo se debió a la intervención del Todopoderoso, y además profetiza una nueva victoria, con las mismas características de aquella.

Cuando has creído en tu corazón que Yeshúa es el Mesías, que ÉL y el Padre son uno solo, y lo confiesas con tus labios, entiendes porque las puertas del Hades, las puertas del Sheol no prevalecen contra Su Iglesia, porque el fundamento es la Roca que es más alta que cualquiera de nosotros, la Roca de la Eternidad, el Santo de Israel mismo, Yeshúa HaMashiaj; entonces conoces la Verdad, y eres libre de la ley del pecado y de la muerte.

Yugo o Libertad, ¿qué quieres de regalo?

CONCLUSIÓN

¿Qué quieres de regalo? Gloria, Luz y Libertad.

Isaías 9.6 Porque un Niño nos ha nacido, un Hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre Sus hombros. Y se llamará Su nombre פֶּלֶא יוֹעֵץ (Pele Yoetz), אֵל גִּבּוֹר (El Gibor), אֲבִיעַד (Abiad), שַׂר־שָׁלוֹם (Sar Shalom).

Ciertamente Yeshúa vino como cualquiera de nosotros, y hace más de 2,000 años lo hizo como un niño, pero no se quedó así, hablar del “niño dios” es hablar de una deidad pagana, no del Mesías, quien hoy está sentado a la diestra del Padre, pero también morando en todos aquellos que lo hemos recibido como Salvador y Adonay, ÉL es:

Admirable Consejero, porque es el mismo que el Espíritu Santo (Ruaj HaKodesh), ÉL es Poderoso, más aún el Todopoderoso Elohim, Padre Eterno, porque Él y el Padre uno son (“Shema Ysrael Adonay Eloheinu, Adonay Ehad”, Escucha Israel Adonay Eloheinu, Adonay uno es. Deuteronomio 6: 4 ), y Príncipe de Paz.

Isaías 9:7 El aumento de Su soberanía y de la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afianzarlo y sostenerlo con el derecho y la justicia desde entonces y para siempre. El celo de Adonay de los ejércitos hará esto.

¿Qué quieres de regalo?, Yeshúa HaMashiaj se dio por completo, no tienes que pedir dobles porciones de Su Espíritu porque en el momento que tuviste un encuentro personal con ÉL y lo invitaste a dirigir tu vida, fuíste sellado con el Espíritu Santo, recibiste el Bautismo del Espíritu (aunque no hables en lenguas, porque recíbiste al menos un don espiritual para colaborar en la edificación del Cuerpo del Mesías, ahí, en donde te encuentres), el Padre vino a morar en tí, no puede ser de otra manera, ya que ÉL es uno solo, aunque se relacione de distintas maneras con nosotros (Padre, Hijo y Espíritu Santo).

Gloria, Luz y Libertad, ¿qué quieres de regalo?

 

¡Yeshúa es un regalo de Misericordia, Perdón y Gracia!

Si no has recibido éste regalo, ¿qué esperas?

¿Qué más quieres de regalo?

 

Nota: En la Iglesia Bautista   Modelos de Madurez – OIKOS, utilizamos Elohim en lugar de dios, porque ésta   última palabra es griego, y en español significa “de zeuz”; tampoco   utilizamos ojalá, porque significa “que alá quiera”, y en los idiomas   originales no se invoca a esta deidad lunar. Utilizamos Adonay en preferencia   a Señor, porque en nuestra cultura a cualquiera se le llama señor; además, es   la forma judía de leer el Tetragrammaton (יְהוָה   ó   {YHWH o JHVH}). Preferimos usar Yeshúa en vez de Jesús, porque en hebreo los   nombres son muy importantes.

 

Th.D. Hugo Gómez Astivia

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: