LIBERTAD

26 Ene
­Shalom   Xáris éste es el Mensaje Semanal (M.S.), espero comentarios:
1)      ¿Qué te gustó?
2)      ¿Qué no te gustó?
3)      ¿Qué no entendiste?
4)      ¿Cómo lo vas a llevar a la práctica?

 

“Libertad”

 

Propósito   General: Ético /   Moral.
Propósito   Específico: Invitarte a   ser libre, a disfrutar la Gracia con libertad.
Palabra   clave: Libres /   Libertad.
Proposición: “La Libertad es directamente proporcional a la Gracia”.
Texto:  Salmo 41.1-13 (inicio), Isaías 61.1-9 (todos),   Varios (mensaje)

 

INTRODUCCIÓN

A muchos el nombre de Francisco Franco Bahamonde no les dice nada, este hombre nació en Ferrol, La Coruña, España, el 4 de diciembre de 1892 y murió en Madrid, el 20 de noviembre de 1975; fue un militar y dictador español, un golpista integrante del pronunciamiento militar de 1936,  que más tarde desembocara en la Guerra Civil Española.

Era conocido como Francisco Franco, el Caudillo, el Generalísimo o simplemente Franco.

Gobernó España desde el 1 de octubre de 1936, hasta su muerte, con un régimen fascista en sus comienzos, y más tarde con una dictadura, conocida como franquismo (de tipo conservador, católico y anticomunista). Aglutinó en torno al culto a su persona, a diferentes tendencias del conservadurismo, del nacionalismo y del catolicismo opuestas a la izquierda política y al desarrollo de formas democráticas de gobierno.

A menos de un año de su muerte, y tras casi 40 años de represión hubo una canción que en 1976 empezó a sonar con fuerza: “Sin ira libertad” (Jarcha).

Dicen los viejos que en este país hubo una guerra, y hay dos Españas que guardan aún, el rencor de viejas deudas.

Dicen los viejos que este país necesita, palo largo y mano dura, para evitar lo peor.

Pero yo sólo he visto gente, que sufre y calla, Dolor y miedo.

Gente que sólo desea su pan, su hembra y la fiesta en paz.

Coro: //Libertad, libertad sin ira libertad, guárdate tu miedo y tu ira, porque hay libertad, sin ira libertad, y si no la hay sin duda la habrá.//

Dicen los viejos que hacemos lo que nos da la gana, y no es posible que así pueda haber, Gobierno que gobierne nada.

Dicen los viejos que no se nos dé rienda suelta, que todos aquí llevamos, la violencia a flor de piel.

Pero yo sólo he visto gente muy obediente, hasta en la cama.

Gente que tan sólo pide, vivir su vida, sin más mentiras y en paz.

Coro

Muchos países pudieron y algunos todavía pueden identificarse con lo expresado en esta canción, el deseo innato del ser humano por la libertad; pero… ¿de qué libertad estamos hablando?, porque si somos realistas, hay muchos que la confunden con el libertinaje.

Libertad. (Del latín libertas). 1. Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos. 2. Estado o condición de quien no es esclavo. 3. Estado de quien no está preso.  4. Falta de sujeción y subordinación.

Libertinaje. (De libertino). 1. Desenfreno en las obras o en las palabras. 2. Falta de respeto a la religión.

Veamos que dice la Biblia con respecto a la libertad.

 

DESARROLLO

1) Libres no libertinos.

1ª Pedro 2.16 “Andad como libres, pero no uséis la libertad como pretexto para la maldad, sino empleadla como siervos de Elohim.

Las definiciones del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española nos indican la diferencia entre libertad y libertinaje, Pablo nos enseña que nosotros siempre servimos a alguien, o dicho de otra manera, que la única libertad que tenemos, en realidad, es la de elegir si somos esclavos del pecado, o de la justicia: “¿No sabéis que cuando os presentáis a alguno como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, ya sea del pecado para muerte, o de la obediencia para justicia?” (Romanos 6.16)

Mucha gente desea vivir sin límites de ningún tipo, y pretende llamar a eso libertad, pero cuando no existen los límites, lo único que se obtiene es anarquía;  en nuestra época muchos se encuentran esclavizados por la lascivia o la lujuria, son promiscuos, y creen ser libres, pero en realidad son libertinos. Hay quienes, diciéndose ser cristianos, se comportan como todos los demás, poniendo en duda que en realidad tengan una relación personal, cercana, íntima y de amor con Yeshúa.

Si tú tomas (o tomaste) la decisión de arrepentirte por tu estilo de vida, de pedirle perdón al Todopoderoso por haberle fallado, por haber pecado, y reconoces que sólo por la muerte y resurrección de Yeshúa puedes tener acceso al Padre Eterno; le invitas a dirigir tu vida, y además proclamas que renuncias al reino de las tinieblas, entonces habrás utilizado tu libre albedrío de la mejor manera, y debes vivir como Su siervo.

¡A quien sirves indica si eres libre o libertino!

2) Libres del pecado.

Romanos 6.18 “y habiendo sido libertados del pecado, os habéis hecho siervos de la justicia.

La Biblia dice que: “Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Elohim lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Elohim.” (2ª Corintios 5.21)

Todos nosotros, antes de decidir ser siervos de Elohim practicamos el pecado: “Porque nosotros también en otro tiempo éramos necios, desobedientes, extraviados, esclavos de deleites y placeres diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles y odiándonos unos a otros. Pero cuando se manifestó la bondad de Elohim nuestro Salvador, y su amor hacia la humanidad, EL nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino conforme a su misericordia, por medio del lavamiento de la regeneración y la renovación por el Espíritu Santo, que EL derramó sobre nosotros abundantemente por medio del Mesías Yeshúa, nuestro Salvador, para que justificados por su gracia fuésemos hechos herederos según la esperanza de la vida eterna.” (Tito 3.3-7)

Así que cuando decidiste servir a la justicia, es decir a Yeshúa, fuiste libertado del pecado y sus manifestaciones en tu vida (a través de tus pecados favoritos), porque “… EL mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados. Pues vosotros andabais descarriados como ovejas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Guardián de vuestras almas.” (1ª Pedro 2.24-25)

¡Si eres libre del pecado, eres siervo de Yeshúa!

3) Libres para estar firmes.

Gálatas 5.1 “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

Vivimos en un Mundo que es propicio al pecado, porque está bajo el maligno (1ª Juan 5.19), y satanás es su príncipe (Juan 14.30), en el que continuamente se nos intenta persuadir, por todo lo que nos rodea, el mundo espiritual caído, y nuestra vieja naturaleza, a comportarnos como todos los que no tienen una relación personal con Su Creador: Pero se nos ha ordenado que estemos firmes.

στήκω (stíko). Estar firme, permanecer firme, quedarse de pie.

En el original se encuentra en tiempo presente y en modo imperativo, por lo que es una orden para cada día; además, debes tener en cuenta, que EL Padre Eterno nunca te dará una orden que no puedas cumplir, si y sólo si, le permites al Espíritu Santo obrar a través de ti.

Sin embargo, sólo hay una manera de permanecer firme, y es manteniendo una relación continua con EL Eterno, conversando con EL en todo tiempo mediante la oración y la lectura de Las Escrituras (1ª Tesalonicenses 5.17;  Juan 5.39). Sin embargo, muchos oran como si se tratara de un monólogo, y antes de que EL empiece a hablarles, cortan la comunicación con un Amén, como si se tratara de dar órdenes a un subalterno y entonces decir: cambio y fuera; además, no prestan atención a lo que sucede inmediatamente después de que oraron, y por eso piensan que su oración no fue atendida, pero, entiéndelo, no existe una oración sin respuesta.

Otros leen la Biblia, como si se tratara de un deber religioso, y se pierden del placer de estar en Su Presencia, y nunca aprenden a escuchar Su Voz en el soplo suave y apacible (1º Reyes 19.12).

Pablo hizo una confesión, que todo aquel que ha nacido de nuevo reconoce como propia: “Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Elohim; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? Gracias doy a Elohim, por Yeshúa el Mesías Adonay nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Elohim, mas con la carne a la ley del pecado.” (Romanos 7.19-25)

Si quieres permanecer firme, cultiva tu relación con Elohim, a través de la oración, la lectura de la Biblia, la adoración individual y grupal, el servicio con tus dones y talentos para edificar a Su Cuerpo, y el extendimiento de Su Reino.

Hay quienes prefieren volver atrás, como el perro que vuelve a su vómito, y la puerca lavada que se revuelca en el cieno (2ª Pedro 2.21-22), pero esos, nunca nacieron de nuevo, los verdaderos cristianos, no los que dicen serlo y son como cualquier otra persona, están capacitados para permanecer firmes; saben que en caso de resbalar (1ª Corintios 10.12-13), pueden confesarlo, y ser perdonados (1ª Juan 1.9). Eso es lo estupendo de la Gracia, es infinita, pero para disfrutar plenamente de nuestra libertad, debemos crecer en ella, y en el conocimiento de nuestro Salvador (2ª Pedro 3.18).

¡Si eres libre, permaneces firme!

 

CONCLUSIÓN

2ª Corintios 3.17 “Ahora bien, Adonay es el Espíritu; y donde está el Espíritu de Adonay, hay libertad.

En la España Franquista se decía: Una Patria, Un Estado, Un Caudillo. Por el Imperio hacia Dios. ¡Viva Cristo Rey!, y de Franco: Caudillo de España por la Gracia de Dios. Pero España no conocía la libertad, como muchos cristianos en iglesias que dicen creer en la Gracia, pero no la practican, porque tienen asesinos de la Gracia (“El despertar de la Gracia”, Charles Swindoll), que quieren sujetar a sus costumbres, tradiciones y sus propias experiencias a todos aquellos que EL amó y lavó con Su sangre (Apocalipsis 1.5). Fuiste comprado por precio, no te hagas esclavo de los hombres (1ª Corintios 7.23).

 

“La Libertad es directamente proporcional a la Gracia”

 

Nota: En los escritos de la Iglesia Bautista   Modelos de Madurez – OIKOS, utilizamos Elohim en lugar de Dios, porque ésta   última palabra es griego, y en español significa “de zeuz”; tampoco   utilizamos ojalá, porque significa “que alá quiera”, y en los idiomas   originales no se invoca a esta deidad lunar. Utilizamos Adonay en preferencia   a Señor, porque en nuestra cultura a cualquiera se le llama señor; además, es   la forma judía de leer el Tetragrammaton (יְהוָה ó {YHWH o JHVH}). Preferimos usar Yeshúa en   vez de Jesús, porque en hebreo los nombres son muy importantes.

 

Th.D. Hugo Gómez Astivia

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: